El tiempo en: Barbate
19/05/2024  

Tambucho y Emparrillao

Oveja negra

Como dice el autor gaditano, prefiero ser oveja negra descarriada, que manso cordero lechón –que no de Dios–

Publicado: 02/02/2024 ·
13:04
· Actualizado: 02/02/2024 · 13:04
  • Comparsa: LA OVEJA NEGRA. -
Autor

Manuel Varo Pérez “Ica”

Autor que cantara a su pueblo por carnavales y escribiera parte de su historia en Barbate Información, Trafalgar Información y Viva Barbate

Tambucho y Emparrillao

Narrador empedernido de un paraíso llamado Barbate, donde la naturaleza se distingue por su belleza

VISITAR BLOG

Incluido en la nomenclatura de oveja negra con nominación de ‘filo intenso’, me siento más que satisfecho en ser uno de los elegidos para conformar este rebaño que con tanto rigor, precisión y rima, ha personalizado tan ingenioso y reconocido autor gaditano, con el que compartí escenario allá por los 80, cuando ya mostraba que su pluma haría correr ríos de tinta contra todo lo establecido. Sobre todo con los poderes fácticos, a los que siempre disparaba dardos impregnados de ‘curare’ como los indígenas de la amazonia. Poderes que intentaron excomulgarlo –cuando sacara a relucir al ‘Santo Pater’ saludando con la mano–; cuando se puso por montera la fiesta de arena y sangre,  cabreando a muchos ‘monosabios’, o por apuntar con acordes y notas de guitarras a políticos, dirigentes, y todo tipo de especímenes que pululan por los sillones de ayuntamientos, diputaciones, autonomías, y esas dos cámaras de horrores donde se reúnen rebaños de viejos paquidermos y modernas alimañas, para dictar normas, leyes y decretos, y pactar con el mismísimo diablo para mantener sus ‘estatus cuos’, desangrando sin pudor a los ciudadanos, malgastando, derrochando y robando la sangre de los españoles.

Como dice el autor gaditano, prefiero ser oveja negra descarriada, que manso cordero lechón –que no de Dios–. Aunque al final seamos consumidos por los hijos del Islam o  por la ‘Santa Madre Inglesa’, sin que quede claro los que llegaran al cielo ungidos y perfumados con sabores de picantes aliños, o, procesados y transformados por matarifes especializados, para no parecer cabritos o borregos degollados.

Hubo tiempos que para acallar los constantes ‘beeee’ de los rebaños más perjudicados,   controladores de la censura emplearon la ‘cicuta de Sócrates’, el ’garrote vil’, o consejos de guerra, enterrando sus cuerpos en fosas comunes sin nombre y pedigrí. Aunque por muchos intentos empleados para silenciar sus profanadas gargantas, no pudieron acallar  protestas, huelgas, marchas, manifestaciones y mucho menos las denuncias carnavalescas que cada año proferían los dioses gaditanos. 

Como decía de este inmenso creador de historias, capaz de hacer que nuestros cerebros vuelvan a sentirse vivos escuchamos mensajes de libertad en este mundo cada vez más preso por los ‘carceleros de corazones’, hace que profundicemos y despertemos nuestros hipotálamos  a la ancestral libertad humana, para que de alguna manera, nos revelemos contra estos hipnotizadores de conciencia que tratan de borrar nuestras identidades. Estos autores gaditanos, como aquellos profetas, nos hacen llegar, si no un nuevo mesías, sí pensamientos capaces de hacernos algo más libres, de este bombardeo tecnológico que nos hace actuar como programados robots.

Gracias querido Antonio por hacer con tus mensajes, al igual que muchísimos Autores de Carnaval, más libres y con distintos idearios, capaces de mantener a raya a los matarifes que pretende que sigamos siendo rebaños de ovejas descarriadas o corderos degollados.  

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN