Quantcast
El tiempo en: Barbate
Sábado 03/12/2022  

Tambucho y Emparrillao

Estamos en las nubes

Para mi suerte, aún me atiende una asesora muy simpática en el BBVA, y como ‘soy mayor pero no idiota’, me entero de los rocambolescos préstamos que otorgan...

Publicado: 21/02/2022 ·
11:49
· Actualizado: 21/02/2022 · 11:49
  • Préstamo.
Autor

Manuel Varo Pérez “Ica”

Autor que cantara a su pueblo por carnavales y escribiera parte de su historia en Barbate Información, Trafalgar Información y Viva Barbate

Tambucho y Emparrillao

Narrador empedernido de un paraíso llamado Barbate, donde la naturaleza se distingue por su belleza

VISITAR BLOG

Una mañana recibí un SMS dónde decía que mi nombre constaba como moroso en una empresa llamada “CONFUNDIS”, la cual, ni conocía ni sabía de ella; y sólo se identificaba tras una larga retahíla de número y letras. De inmediato trato de contactar para que me aclaren de qué se trata. Después de varios intentos, oigo una monótona y adormecedora musiquilla conjugada con una voz metálica y poco agradable –muy parecida a las que se oyen en las gasolineras cuando se echa combustible–, que hablaba con la velocidad de fórmula 1: Si es para consulta pulse 1, si es para abono pulse 2, si es para facturación pulse 3… Así hasta llegar al número 10. A la tercera llamada, después del soportar el dichoso cuestionario y la cansina melodía, digo con un tono algo alterado: ¡Por favor!, ¿podrían ponerme con un operador? .“Todos nuestros operadores están ocupados, manténgase a la espera”, contestaba ahora otra voz reverberante que casi me dañaba el oído. Me quedo oyendo esa música insulsa y aburrida hasta escuchar: “Hola, me llamo Esperanza”.

Intentando no dejar salir la rabia contenida, se me escapó: “eso es lo que estoy perdiendo”. –¿Como dice usted?,- contesta, oigo como un calambrazo . Perdón, señorita Esperanza, hablaba con mi hija! –No se preocupe–, dígame en que puedo servirle. Intentando no meter nuevamente la pata, le pregunto por los pormenores de aquella situación y, como una autómata de esas que se proyecta en ciencia ficción, me larga: “Confundis S.A. es una Sucursal que opera en España como entidad crediticia con oferta de financiación a créditos y apertura de 500 a 4000 euros, plazo de devoluciones de 14 a 44 meses, con tipos de intereses TIN 18,31 y TAE 19,93 fijo (mínimo y máximo)”.

Después esa batería de preguntas sin respuestas, y quedar como el Rosario de la Aurora con la señorita Esperanza, termina diciendo, mire usted señor Manuel, solo puedo informarle que de no satisfacer la deuda que le requerimos, nuestro bufete de abogado ejercerá las acciones legales para proceder al embargo de bienes, reservándonos Derechos, Fuero y Desafuero. Solo recuerdo que terminé diciendo: yo no sé qué significa ni se fueron ni se fueran, lo único que yo os digo que a robar a Sierra Morena. No sé qué me pasará, después de mandar a la tal Esperanza a la ‘caja de Pandora’.

Para mi suerte, aun me atiende una asesora muy simpática en el BBVA, y como ‘soy mayor pero no idiota’, me entero de los rocambolescos préstamos que otorgan ‘CONFUNDIS’ y otros ‘cárteres de prestamistas’, a los que por otorgarte o prestarte una ínfima cantidad, son capaces de embargarte el alma de por vida.

Ayer leía que existen empresas como Microsoft, Amazon, IBM ..., que se dedican a encriptar datos en nubes infinitas que controla el mundo, pero aunque están fuertemente custodiadas, hay hackers –para mí jáquer–, que se dedican a falsificar nombre, D.N.I, y cuenta bancaria, y son capaces de robarnos las “asauras”, mientras estamos en las nubes.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN