El tiempo en: Barbate
Martes 18/06/2024  

España

Ramón Tamames interrumpe a Sánchez para reprocharle un "tocho" de discurso

Ha reprochado al Ejecutivo que tenga "clara aversión" a los grandes empresarios

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El candidato de la moción de censura. -

Ramón Tamames, candidato de Vox en la moción de censura, ha arrancado su primera intervención en este debate recordando cuando desde la prisión de Carabanchel, donde fue recluido en 1956 junto a otros compañeros que participaron en las rebeliones estudiantiles, reflexionaban sobre la necesidad de "la reconciliación nacional y la conquista de libertades".

El profesor, que no ha aplaudido al líder de Vox, Santiago Abascal, en ningún momento de sus intervenciones, ha conseguido finalmente tomar la palabra después de que Abascal y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hayan acaparado el debate durante las primeras dos horas y media.

Desde el escaño de Abascal y sentado, Tamames ha señalado que su propuesta de aquel lejano 1956 era conseguir la libertad primero en la Universidad para luego llevarla a toda la sociedad española.

Ha emplazado a los partidos constitucionalistas que respetan la Constitución en su totalidad a comprometerse "con un mínimo para toda la nación", que incluya un paquete de medidas económicas y sociales y una ley electoral "sin sobrerrepresentación" de los separatistas, en definitiva "un pacto para hacer posible que el país recupere una cierta concordia, paz y un entendimiento entre la mayoría de los españoles.

Ante la certeza de que la moción de censura contra el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, no va a prosperar por falta de apoyos, el candidato de Vox a la Presidencia del Gobierno, ha señalado en su intervención, que se ha extendido 53 minutos, que después de consolidarse la normalidad democrática, el rumbo del país "empezó a torcerse".

Y esto sucedió así debido a las concesiones "a los herederos de Batasuna y a ETA", a todo eso que el dirigente socialista fallecido, Alfredo Pérez Rubalcaba, llamó "Gobierno Frankenstein", ha subrayado Tamames, mencionando también la memoria histórica, que, en su opinión, "ha significado un paso atrás" todavía mayor al alimentar la división entre la sociedad porque ha planteado dicotomias que enfrentan a la gente "como enterramientos o no, monumentos o no".

Por eso, el candidato ha apostado por "un cambio radical", volver a los principios de la Monarquía parlamentaria, de la unidad nacional y la bandera, preguntándose si los problemas de España tienen solución, a lo que él mismo se responde que sí los tienen, pero para ello "sería menester no perder de vista cuando se jodió España", parafraseando al Premio Nobel Mario Vargas Llosa, que en su novela "Conversación en la catedral" planteó "¿En qué momento se había jodido el Perú?". 

Por otro lado, el candidato a presidente del Gobierno en la moción de censura ha reprochado al Ejecutivo que tenga "clara aversión" a los grandes empresarios, como el fundador de Inditex, Amancio Ortega, y el presidente de Mercadona, Juan Roig, quienes cree que han sido "vituperados" por algunos ministros.

"Cuando son ellos, en muchos aspectos, quienes más han cambiado los horizontes tecnológicos y comerciales del país", ha defendido Tamames este martes durante su discurso de la moción de censura ante el pleno del Congreso de los Diputados.

Ha indicado que las grandes empresas y las sociedades que forma el Ibex 35 son las que conforman "una estructura industrial sólida", que es de la que se apoyan las pymes, a las cuales "hay que respetarlas, pero no son las empresas del futuro, no tienen arrastre".

Otra crítica de Tamames al Gobierno es que no cuente con los empresarios a la hora de aumentar el salario mínimo interprofesional (SMI), porque "son un lastre".

En ese sentido ha deseado que "ojalá" pudiera el SMI alcanzar el que tiene Inditex como salario mínimo, que ha cifrado en 1.500 euros, pero no es posible porque "la productividad española no da para eso".

El veterano economista ha lamentado que el Instituto Nacional de Estadística (INE) considere que no son desempleados los trabajadores fijos discontinuos, porque a su juicio son "parados disfrazados".

Y ha criticado asimismo a los grupos parlamentarios que sustentan al Gobierno que no logren sacar adelante aún una ley de vivienda, "detenida durante años", al tiempo que ha instado a hacer hincapié en la vivienda social y en recuperar la vivienda de protección oficial (VPO). 

El economista Ramón Tamames, candidato en la moción de censura de Vox contra el presidente del Gobierno, ha intentado interrumpir la intervención de Pedro Sánchez en el turno de su réplica para reprocharle la extensión de su discurso al que ha calificado como un "tocho".

Después de que Tamames defendiera su candidatura durante más de 50 minutos, el presidente del Gobierno ha subido a la tribuna para contestarle y sobre todo para incidirle en materia económica, dada su larga experiencia en esta materia.

Sánchez ha lamentado que Tamames defienda dar una respuesta "austericida" y "neoliberal" a la crisis económica que, a su juicio, ha dejado un "legado de cenizas".

"Eso ya lo hizo el PP y el resultado fue una década de precariedad y oportunidades perdidas", le ha avisado el jefe del Ejecutivo que le ha recordado que la "ortodoxia económica ha cambiado".

"Los únicos que no se han enterado de ese cambio de paradigma económico es la derecha, la ultraderecha y con todos los respetos tras escucharle tampoco creo que usted se haya enterado", ha añadido.

Minutos después Tamames ha levantado el brazo para pedir intervenir y se le ha oído reprochar a Sánchez que "lo que no es procedente es que traiga aquí un tocho de 20 folios preparados para hablar de cosas que yo no he dicho".

Durante unos segundos, con el micrófono cerrado, ha intentado hablar tras recibir los aplausos de Vox pero la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, le ha recordado que no puede intervenir mientras el presidente del Gobierno está en el uso de la palabra.

"Señor Tamames, señor candidato, el presidente está en el uso de la palabra", le ha puntualizado Batet, a lo que Sánchez ha añadido posteriormente que estaba "respondiendo a sus preguntas".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN