El tiempo en: Barbate
Sábado 15/06/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

La Junta se hace cargo de dos niñas de 6 y 8 años aisladas por los padres y sin colegio

Se acusa a sus progenitores de un delito contra los derechos y deberes familiares por el absentismo escolar de las dos menores

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Patrulla policial. -
  • Tras acceder a la casa los agentes comprobaron que estaba en "estado caótico" en especial al habitración de las niñas

Dos pequeñas de seis y ocho años han tenido que ser llevadas a dependencias del Servicio de Protección de Menores para, posteriormente, entregarlas a una Familia de Acogida Urgente (FAU) gestionada por el ente colaborador Hogar Abierto. La resolución llega tras el 'rescate' de las pequeñas toda vez que el Área de Protección al Menor de la Jefatura de Málaga de la Unidad de la Policía Adscrita recibió el pasado enero una petición de colaboración del Servicio de Protección de Menores de la Delegación Territorial de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad de Málaga para comprobar la situación de una menor de ocho tras un reiterado absentismo escolar que se daba por segundo año consecutivo. Además, estaba la imposibilidad de contactar con la familia que no atendía a los requerimientos realizados por varios medios como llamadas de teléfono, correo certificado o correo electrónico, según indicaron desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

La Policía inició la investigación en torno a la unidad familiar hasta comprobar, a través de su centro escolar, que la niña era absentista por tercer curso consecutivo, a la que además, se había unido una hermana de seis años que sólo había ido al colegio durante los primeros días del curso actual. El centro informó de que las pequeñas presentaban absentismo incluso en sus etapas de educación infantil.

Después de reunir información escolar, sanitaria y de los Servicios Sociales Comunitarios, y ante el hermetismo de los progenitores sobre los motivos de la ausencia de sus hijas, hasta el punto de no acudir a varias citas con el pediatra o de desoir las continuas llamadas del Servicio de Protección y de los Servicios Sociales, se estableció por parte del Grupo de Menores un dispositivo policial para de localizar a las pequeñas hasta que se logró contactar con el padre de las menores que acudió al requerimiento policial y de forma voluntaria permitió el acceso de los policías al domicilio.

Una vez allí, el panorama fue desolador: pese a estar en horario escolar, se comprobó la presencia de las menores que dormían en un sofá, mientras que el resto de la vivienda se encontraba en un "estado caótico", especialmente la habitación de las niñas. Esto, unido a la información anteriormente recopilada, hizo que los agentes actuaran, informando a los progenitores de los motivos de la decisión tomada por su presunta participación en un delito contra los derechos y deberes familiares.

La investigación ha llegado a la conclusión de que estas menores habían sufrido el comportamiento de sus progenitores, manteniendo durante años el absentismo escolar muy grave, menoscabando la relación con sus iguales y la formación académica, no colaborando en ningún momento con los Servicios Sociales y con los centros escolares sin ningún motivo lo que ha conllevado el aislamiento social de sus hijas.

Los padres fueron citados en dependencias policiales por la presunta participación en un delito contra los derechos y deberes familiares, siendo remitido a la Autoridad Judicial competente y a la Fiscalía de Menores de Málaga el oportuno atestado policial. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN