El tiempo en: Barbate
Martes 21/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

El Estado tendrá que asumir la indemnización a varios guardia civiles agredidos

Deberá abonar más de 60.000 euros a los agentes por las lesiones que sufrieron en acto de servicio ante la insolvencia de agresores condenados

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, junto a un vehículo oficial. -

El Estado abonará a varios guardias civiles de Huelva una indemnización de más de 60.000 euros por lesiones que sufrieron en acto de servicio después de que los agresores y condenados por estos hechos hayan sido declarados insolventes por sentencia firme.

Según ha informado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en un comunicado, los casos los ha llevado el letrado Juan Rodríguez, del servicio jurídico de la Delegación de Huelva.

Este abogado, tras obtener la sentencia firme sobre la insolvencia de los condenados por lesiones y en base a jurisprudencia del Tribunal Supremo, presentó varias reclamaciones al Estado para que éste afrontara el pago de las indemnizaciones.

Todas las sentencias de los Juzgados de lo Penal condenaban a resarcir a los guardias civiles por los daños inferidos.

La normativa aplicable es la establecida en el Real Decreto 485/1980 y contemplaba únicamente la indemnización de los daños materiales en bienes de su propiedad; por lo tanto, se trata un ámbito resarcitorio más restringido que la que se regula en el Reglamento Orgánico de la Policía Gubernativa.

El primero se refiere al resarcimiento por daños materiales y el segundo al derivado de las lesiones ocasionadas al agente de la autoridad.

Por otra parte, la ley del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) establece que "los funcionarios percibirán las indemnizaciones correspondientes por razón del servicio".

Por tanto, la no ampliación de la indemnización por resarcimiento a las lesiones que sufren los miembros del Instituto Armado "no solo resulta injusta -la normativa aplicable al Cuerpo Nacional de Policía prevé el resarcimiento de daños personales- es que también es contraria al principio de indemnidad del funcionario en el desempeño de sus funciones".

En base a ello, los servicios jurídicos de AUGC Huelva plantearon las reclamaciones de todos los guardias que estaban pendientes de percibir dichas indemnizaciones ante la Dirección General de la Guardia Civil.

De este modo "se ha logrado el resarcimiento de los daños y perjuicios que nuestros compañeros sufrieron en acto de servicio; las resoluciones se han estimado y reconocen el derecho a indemnización de los agentes lesionados en acto de servicio". 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN