El tiempo en: Barbate
Martes 23/07/2024  

El pobrecito hablador

Los listos

Habría que decirles que, según nuestra sacrosanta Constitución, los impuestos tienen un carácter redistributivo y progresivo

Publicado: 15/11/2022 ·
10:12
· Actualizado: 15/11/2022 · 10:12
  • Oficina de la Agencia Tributaria. -
Autor

Francisco Palacios

Palacios es matemático y programador. Publicó su único libro hace ya unos años y sigue siendo el autor más leído de su calle

El pobrecito hablador

Escribo sobre lo que me gusta, pero sobre todo sobre lo que me disgusta, como un grito desesperado para no ganarme una úlcera

VISITAR BLOG

Uno está empezando a notar una corriente peligrosa y dañina en la sociedad. Es la de los listos que se refieren a los impuestos como robo, expolio o  atraco por parte del Gobierno. Son esos enteradillos de tres al cuarto que aplauden hasta con las orejas al evasor, al que se muda a Andorra para no pagar o que afirman que “si tú pudieras, harías lo mismo”. Cosas de ladrones, que creen que todos somos de la misma calaña.

Habría que decirles que, según nuestra sacrosanta Constitución, los impuestos tienen un carácter redistributivo y progresivo, de manera que los que menos tienen puedan optar a a los mismos servicios que aquellos a los que les sobra todo. Que quien recauda no es el Gobierno, ni el Presidente, sino el Estado de la mano de Hacienda.

Los impuestos son la base del Estado del Bienestar, la gasolina que alimenta los servicios públicos, desde el sueldo de un policía a la construcción de una autovía, desde la pensión del abuelo a la beca para un investigador sobre el cáncer. Pero la matraca falsamente neoliberal de las derechas no hace más que repetir ese falso mantra de que se puede mantener ese Bienestar pagando menos, o no pagando. Claro, que cuando hablan de eliminar impuestos suelen eludir que esa medida beneficia al que más tiene contra la mayoría de los ciudadanos, como en el caso de Sucesiones o del Patrimonio.

Una rebaja de impuestos lleva consigo un recorte de gasto, y ese recorte suele venir siempre por el mismo lado: Sanidad y Educación. Los listos invitan a que nos hagamos un seguro privado, que nos va a tratar igual. Mienten y lo saben. Quizás deberíamos ser conscientes de lo que valen esos servicios a los que accedemos de forma gratuita. Un parto costaría unos 25000 euros, un marcapasos 21000. Un bypass, 55000 euros, y cada día en una UCI alrededor de 5500. Y les quieren convencer que con una cuota de 30 euros al mes le van a cubrir estas necesidades.

Todos los servicios son mejorables, sin duda, sobre todo si uno no se dedica al sabotaje indiscriminado y al desmantelamiento de lo público. Piénsenlo cada vez que acudan a una farmacia, vean un policía o su hijo coja los libros para ir al cole. Piensen en esa factura invisible que hay que pagar, que pagamos entre todos y que nos beneficia a todos. Hasta a los listos.

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN