El tiempo en: Barbate
19/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Barbate

Un satélite ‘made in Barbate’ quiere conquistar el espacio

Estudiantes del IES Vicente Aleixandre participan en una competición propuesta por la Agencia Espacial Europea

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Alumnos.
  • Construir un satélite del tamaño de una lata de refresco y lanzarlo con éxito, puede llevarlos al programa Ingeniero por un día en los Países Bajos

La Agencia Espacial Europea (ESA), a través de ESERO, su oficina de recursos educativos española, ubicada en el Parque de las Ciencias de Granada, impulsa la competición CanSat, en colaboración con el gobierno autonómico de Andalucía.

El equipo ‘El Sur del Espacio’ del IES Vicente Aleixandre (Barbate) participará en el concurso CANSAT de la comunidad andaluza gracias al apoyo facilitado por el restaurante El Campero.

La iniciativa que desafía a estudiantes de toda Europa, consiste en construir y lanzar un mini satélites del tamaño de una lata de refresco. Un CanSat es una simulación de un satélite real, integrado dentro del volumen y la forma de una lata de refresco. El desafío para los estudiantes es adaptar todos los subsistemas principales que se encuentran en un satélite, como la energía, los sensores y un sistema de comunicación… dentro de este espacio tan reducido.

Cuando el CanSat está listo, los participantes deben enfrentarse al desafío de lanzarlo con éxito. Para ello se introduce en un cohete, que alcanza una altitud de aproximadamente un kilómetro. Durante la caída, asistida por un paracaídas, que han construido los estudiantes, también se realiza un experimento científico. En definitiva una competición de nivel que pone a prueba las capacidades y habilidades del equipo ‘El Sur del Espacio’.

Los integrantes del equipo: Ana García, David Verdugo, Laura Malia, María Díaz, Alberto Atencia, Manuel Delfín, Laura Torres y Rosa Mª Galván. Cursan 4º de E.S.O., tienen entre 15 y 17 años de edad y están tutorizados por su profesor de Tecnología para llevar a cabo un proyecto espacial completo, que además de incluir las exigencias comentadas, requiere de otros aspectos como la búsqueda de financiación y el desarrollo de un buen plan de comunicación.

El profesorado del centro educativo valora positivamente la participación en esta competición ya que a lo largo de todo el proceso se favorece a que el alumnado aprenda de manera práctica, se familiarice con la metodología de investigación, que suele utilizarse en las profesiones científicas y técnicas de la vida real, adquiera y/o refuerce conocimientos elementales de tecnología, física y programación, desarrolle sus capacidades sociales, comprobando la importancia de la coordinación y el trabajo en equipo, potencie su capacidad comunicativa y fomente su espíritu autocrítico, creatividad y su motivación por aprender.

logo.

En la fase regional de lanzamiento, que tendrá lugar el próximo día 7 de mayo en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), se decidirá qué equipo de nuestra comunidad nos representará en la fase nacional.

Como premio, el equipo finalista de cada uno de los países miembro será recibido por la Agencia Espacial Europea en su centro ESTEC en Noordwijk, dónde podrán  participar del encuentro internacional “Ingeniero por un día” que les va a permitir conocer a expertos espaciales, las instalaciones y laboratorios, así como disfrutar de actividades sociales de temáticas espacial.

La ESA, tiene 20 oficinas ESERO (European Space Education Resource Office) repartidas por Europa a través de las cuales gestiona su programa educativo para escolares, con el objetivo de fomentar el estudio de las materias de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, necesarias para el estudio y avance espacial.

España cuenta desde 2017 con la oficina ESERO Spain instalada en el Parque de las Ciencias, que colabora para poder llevar a cabo los objetivos de la ESA.

A día de hoy se constata una tendencia a la baja, respecto a los jóvenes que deciden cursar estudios y carreras relacionados con las disciplinas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Frente a estos datos la ESA dedica esfuerzos con el afán de invertir esta tendencia mediante un programa educativo dirigido a los estudiantes europeos, desde una edad temprana a través de su proyecto de Oficina Europea de Recursos Educativos Espaciales (ESERO).

La fascinación que sentimos por el espacio ayuda a que los escolares se sientan atraídos por este y sea más fácil abordar desde ahí, las competencias STEM, así como aumentar la alfabetización en ciencia y tecnología.

Además de ser inspirador el contexto espacial, es cada vez más cotidiano, lo cual ayuda a presentar a las nuevas generaciones la amplia gama de perspectivas profesionales que tendrá para ellos el espacio. Si estos chicos y chicas son los que nos llevarán a Marte y el futuro de la humanidad está en el espacio, no hay tiempo que perder para zambullirse en las disciplinas STEM y conectarse con el espacio.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN