El tiempo en: Barbate
Martes 18/06/2024  

Conil

El Gobierno, pese al rechazo, tramita el proyecto eólico marino frente a Barbate y Conil

El Ministerio para la Transición Ecológica remite una carta a los ayuntamientos, que ya mostraron su rechazo, para que expongan los posibles "impactos"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de archivo de una planta de energía eólica marina. -

El Ministerio para la Transición Ecológica, a través de su Subdirección General de Evaluación Ambiental, remitió a comienzos del presente mes de septiembre un documento a los ayuntamientos de Barbate, Vejer y Conil en el que se les consulta sobre la posible instalación de un parque eólico marino frente a sus costas.

Lo extraño es que la consulta hace referencia al parque eólico marino Almadraba promovido por la empresa Ferrovial Infraestructuras Energéticas, el cual se supone que no es viable pues se ubicaría dentro de la zona de prohibición que marca el mapa del POEM (Planes de Ordenación del Espacio Marítimo) aprobado por el citado ministerio. Sea como fuese, lo cierto es que la tramitación de dicho macroproyecto eólico de 495 MW prosigue su tramitación ya que el Gobierno insta a los consistorios de la zona a que se expongan “sus impactos más significativos”.

La carta remitida afirma sin lugar a dudas que la citada “Subdirección General se encuentra tramitando el procedimiento de determinación de alcance del estudio de impacto ambiental del proyecto Parque Eólico Marino Almadraba de 495 MW, y su infraestructura de evacuación, situada en los términos municipales de Conil de la Frontera, Vejer de la Frontera y Barbate, en la costa de la provincia de Cádiz”, cuyo promotor es Ferrovial Infraestructuras Energéticas, S.A.U. (FIE), tras la solicitud procedente de D.G. de Política Energética y Minas, de acuerdo con lo establecido en el artículo 34 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental”.

En virtud de ello, “se le notifica la apertura del período de consultas establecido en el artículo 34 de la citada norma, y se le informa que el documento inicial y los planos del proyecto se encuentran a su disposición en la página web de este Ministerio (Calidad y Evaluación Ambiental; Evaluación Ambiental; consulta de proyectos), al objeto de que pueda pronunciarse sobre la amplitud y nivel de detalle que debe darse al estudio de impacto ambiental en función de sus impactos más significativos, así como sobre otras cuestiones como posibles alternativas de actuación, informaciones o normas que deban ser especialmente consideradas por el promotor, otorgándole al efecto, un plazo de 20 días hábiles, a contar desde la recepción de la presente comunicación, tras la modificación de la Ley de evaluación ambiental por el Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”.

Transcurrido el citado plazo, “sin haber recibido respuesta, será de aplicación lo dispuesto en el apartado cuarto de artículo 34 de la citada norma. Asimismo, se traslada que el listado de Administraciones, instituciones y personas consultadas se encuentra disponible en la página web citada”.

Ayuntamientos como el de Conil y el de Barbate ya se han mostrado en contra de dicho proyecto, al igual que sectores como el pesquero y turístico de la zona. Y es que afirman que la pesca artesanal, las almadrabas, el paso migratorio de aves, así como la alteración del paisaje, del horizonte marino y las playas en el caso de evacuación de cables de alta tensión por la costa, junto al importante tráfico marítimo, tráfico aéreo de la zona, se verían perjudicados por dicha instalación.

De hecho, en espera de contactar con el Ayuntamiento de Vejer, los equipos de Gobierno de Barbate y Conil, con Miguel Molina e Inmaculada Sánchez, alcalde y alcaldesa de ambos municipios, tienen pensando esta misma semana ofrecer una rueda de prensa conjunta en la que mostrarán su rechazo al proyecto.

Al respecto, Izquierda Unida en Conil ha presentado “una moción de cara a que el Pleno Municipal se oponga a la instalación del Parque Eólico Marino presentado por la empresa multinacional Ferrovial y que se ubicaría frente a la costa conileña”.

Señala IU que “el ayuntamiento de Conil siempre se ha pronunciado en diversas ocasiones, en contra de la instalación de Parques Eólicos Marinos en el mar de Trafalgar, conjuntamente con los Ayuntamientos de los municipios vecinos de Vejer y Barbate, así como la Diputación provincial de Cádiz”.

De nuevo, “existe un intento de instalar un parque eólico marino, al cual nuevamente desde IU Conil mostramos nuestro rechazo, por idénticos motivos, hoy reforzados, que se manifestaron en su día”.

Por supuesto, “defendemos las energías renovables y limpias, máxime en un momento de transición ecológica y con los efectos del cambio climático mostrándose con evidencia, pero no estamos de acuerdo con los cheques en blanco, ni que se instalen en cualquier lugar y perjudiquen a otras actividades económicas y al medioambiente marino”.

IU señala que “nos oponemos por diferentes cuestiones, entre ellas porque para la elaboración del documento presentado por Ferrovial, no se han realizado campañas ni estudios de campo específicos en la zona de actuación. Ellos mismos lo reconocen, por lo que el documento carece de base científica y no responde a la realidad del medio y  de las actividades realizadas en nuestra Demarcación marítima”.

Además, “la pesca artesanal y las almadrabas pueden verse perjudicadas por la perturbación de los aerogeneradores y el entramado de cables que los uniría y evacuarían a tierra a las subestaciones eléctricas (Fijadas en nuestro término municipal, una alternativa en el Roqueo y otra en Castilnovo). Los atunes pasan por nuestras costas hacia el mediterráneo para el desove, así  vienen realizando este recorrido durante miles o cientos de años, si las condiciones de las aguas varían, bien por obstáculos artificiales, por ruido, por turbiedad o cambio en las temperaturas de agua, generados por el Parque eólico, puede poner en riesgo la actividad de las cuatro almadrabas existentes (Conil, Barbate, Zahara y Tarifa) y los cientos de puestos de trabajo que generan.  Los caladeros tradicionales de pesca artesanal, las zonas de cría y engorde de las especies son incompatibles con el Parque eólico, y sería un contradicción, pues según recoge el documento elaborado por el Ministerio del POEM (Plan de Ordenación del Espacio Marítimo) de la Demarcación sudatlántica, “existe hoy en día una previsión de una nueva medida de ordenación pesquera en la Demarcación, promovida por el Ministerio de Agricultura y Pesca. Concretamente, el 15 de marzo de 2021 finalizó la consulta pública previa a la tramitación de la “Orden por la que se establece la reserva marina de interés pesquero en Conil, y se definen su delimitación, zonas y usos”. Se prevé que el establecimiento de una reserva marina en la zona comprendida entre Sancti Petri y cabo de Trafalgar permitirá dotar a la zona de unas medidas de protección orientadas a la realización de pesquerías sostenibles que permitan el mantenimiento y la regeneración de los recursos pesqueros, así como favorecer la práctica de otras actividades compatibles con la figura de protección pesquera, de forma que se favorezca también socioeconómicamente a los usuarios de esta zona.” Poner en peligro una actividad pesquera milenaria es un disparate, que no estamos dispuestos a consentir”.

IU también alude al turismo como “una actividad emergente en los últimos años, donde miles de turistas nos visitan por nuestras playas, nuestro paisaje, nuestro clima, nuestra historia, nuestra cultura , nuestra gastronomía.... Pero el paisaje marino y nuestras playas son fundamentales para la fidelidad de miles de turistas. El parque previsto va a alterar el paisaje, el horizonte marino y las playas en el caso de evacuación de cables de alta tensión por la costa”.

Y por otro lado, “la zona prevista para la instalación del Parque eólico es una zona de importante tráfico marítimo hacia el Mediterráneo, tráfico aéreo y zona donde emigran miles de aves, todos los años hacia el continente africano. Todos estos factores suponen una limitación importante para la instalación prevista. Por otro lado, es una zona tiene afecciones a la defensa nacional”.

IU también muestra “su extrañeza por la presentación de este proyecto en una Demarcación donde el mismo POEM excluye la instalación de energía eólica marina” y por todo ello “propone al pleno dirigirse al Ministerio de Transición Ecológica mostrando el rechazo del Pleno a la instalación del Parque Eólico de Ferrovial en base a las argumentaciones anteriores”, así como Activar la Plataforma contra la instalación de Parques eólicos frente al mar de Trafalgar,  conjuntamente con los ayuntamientos de Vejer y Barbate y los numerosos colectivos y entidades locales y comarcales”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN