El tiempo en: Barbate
21/04/2024  

A curarse en salud

Deportes de verano

Son múltiples los beneficios para la salud, por no hablar de la generación de servicios que un evento deportivo veraniego supone para la economía...

Publicado: 25/05/2023 ·
20:45
· Actualizado: 26/05/2023 · 05:33
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Balonmano playa. -
Autor

Fernando Arévalo Rosado

Médico. Colaborador en Viva Barbate, Radio Barbate, Portal de Cádiz, SER deportivos, Onda Conil y Canal Sur (Salud al día)

A curarse en salud

Fernando Arévalo Rosado ofrece consejos y actualidad de salud sin jerga médica

VISITAR BLOG

No habrán leído ustedes ningún comentario político ni electoral por mi parte en los artículos publicados hasta ahora, pero reconozco que a los políticos que optan a la Alcaldía se les ha escapado algo tan importante para La Janda como el turismo deportivo. Casi sin quererlo, algunos clubes han apostado por federar y hacer deporte en el campo, en el mar o en la playa y debe ser esta base la necesaria para potenciar dos buenas combinaciones: turismo y deporte. Son múltiples los beneficios para la salud, por no hablar de la generación de servicios que un evento deportivo veraniego supone para la economía. Estancia en hoteles, comidas en bares y restaurantes, establecer nuevas relaciones y amistades, disfrutar de la naturaleza, visita a lugares importantes, conocimiento de la zona por personas que quizás nunca nos visitaron y a eso sumamos mejorar nuestra forma física. Como las bondades de nuestra naturaleza son de sobra conocidas, comencemos con los beneficios de los distintos deportes veraniegos.

Fútbol playa: lo ideal es practicarlo en playas como las nuestras de arena fina y compacta. Ya de entrada supone un gasto energético 1.6 veces mayor que si se practica en campo de fútbol. Mejora la potencia, la resistencia y la fuerza de los músculos abdominales, espinales, glúteos, cuádriceps e isquiotibiales. Fortalece ligamentos y tendones.

Balonmano playa: Deporte joven que comenzó a practicarse en los años 90. Con este deporte se desarrolla tanto el tren inferior como el superior. Al ser un deporte colectivo favorece la generosidad, la empatía y la solidaridad. Desarrolla la coordinación con giros y saber cómo caerse, fortalece la musculatura, mejora la flexibilidad, aumenta la resistencia física. Es un deporte de contacto limpio, pero rápido y explosivo.

Voley playa: mejora la salud cardio-vascular, ayuda a perder peso, tonifica los músculos de nuestro cuerpo sobre todo brazos, abdomen, glúteos y piernas; aumenta la agilidad y resistencia aeróbica, estimula y mejora la circulación y el equilibrio, desarrolla los reflejos, aumenta la coordinación, reduce el estrés y enriquece nuestro estado de ánimo, desarrolla la atención y fomenta el trabajo en equipo.

Deportes náuticos: nos aporta viajar para conocer nuevos y maravillosos lugares; fortalece musculatura, ligamentos y articulaciones; mejora la movilidad y la coordinación; aumenta la resistencia aeróbica y disminuye las lesiones cardiovasculares; ayuda a superar miedos; mejora la autoestima; nos acerca al conocimiento de la meteorología y la navegación; respeta y valora el medio ambiente. En el caso de la navegación, la limitación por edad se desvanece y aumenta la producción de vitamina D.

Palas de playa: una hora jugando supone unas 220 calorías quemadas y todavía más si se realiza dentro del agua. Tiene un riesgo bajo de lesión, potencia la musculatura tanto superior como inferior, mejora la velocidad de reacción, aumenta nuestra coordinación y precisión, enriquece la agilidad, mejora la relación de pareja y la comunicación.

Petanca: fuente de vitamina D con fortalecimiento de huesos, músculos y articulaciones, disminuye la artrosis en manos y mejora su movilidad, favorece la visión y mejora la percepción, mejora la circulación, evita el sedentarismo, combate la soledad, promueve la concentración. Deporte muy indicado para la tercera edad por la baja probabilidad de lesiones y no necesitar gran forma física previa.

Caminar o correr en el campo: mejora el sistema cardio-respiratorio, fortalece huesos y músculos, disminuye el riesgo de enfermedades, fortalece el sistema inmune, favorece la pérdida de peso, mejora la autoestima y disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión, estimula la memoria y la orientación, es económico. Te pone en contacto con la naturaleza y ayuda a respetarla y cuidarla.

Siempre debemos cuidar dos aspectos fundamentales en la práctica de estos deportes: la hidratación, evitando las horas de mayor calor, y la protección solar adecuada previo al ejercicio. No les puedo prometer un nuevo cine Avenida o parque Infanta Elena, ni siquiera poder pagar la nómina de los trabajadores del ayuntamiento o un nuevo centro de salud, ni hoteles lujosos, ni un nuevo campo de fútbol o mejoras en las barriadas. Lo que sí les puedo prometer es que su salud mejorará si inician alguno de estos deportes en verano. Ustedes sabrán a quién tienen que creer. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN