El tiempo en: Barbate
Lunes 22/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Campo de Gibraltar

Prohibida la captura de erizos y ortiguillas debido al alga invasora del Estrecho

La Junta ordena el cierre de la pesquería ante el descenso de población de ambas especies. Consumo excesivo, subida de la temperatura del mar y el alga, causas

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un erizo de mar. -

La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, a través de Orden fechada el 17 de octubre de 2023, ha decretado el cierre de la pesquería del erizo de mar común (Paracentrotus lívidus) y la anémona marina (Anemonia viridis), conocida como ortiga u ortiguilla, en todo el litoral de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La decisión se debe a la “situación crítica” en que se encuentran sus poblaciones, para prevenir la extinción de estas especies en nuestro litoral. Esa situación es consecuencia de la extención del consumo de ambas especies, el aumento de la temperatura del mar y la “agresiva” extensión del alga invasora de origen asiático Rugulopteryx okamurae.

Las licencias para la captura de erizos y anémonas mediante marisqueo en inmersión quedarán suspendidas hasta que se vuelva a abrir la pesquería, una vez que las poblaciones de estas especies alcancen unos niveles de abundancia y distribución que permitan la explotación comercial de las mismas.

Actualmente existen 14 licencias en Andalucía para la captura de erizo y ortiguilla, repartidas en las distintas provincias de la costa mediterránea: 6 en Granada, 4 en Málaga y 4 en Cádiz.

La Orden surtirá efecto a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), que se ha producido este martes.

El consumo de erizos de mar y ortiguillas se ha limitado tradicionalmente a determinadas poblaciones de la provincia de Cádiz, explica la Consejería. Sin embargo, en la última década se ha ido extendiendo a las demás provincias de la comunidad andaluza y otras regiones de España, como Galicia. Esto ha implicado un aumento progresivo de la actividad extractiva de estas especies, que conlleva un notable incremento de la presión marisquera sobre el erizo de mar y la anémona marina.

Por otro lado, desde 2003 se vienen produciendo en el Mediterráneo mortandades masivas de invertebrados marinos como consecuencia de inusuales aumentos de temperatura del mar en momentos puntuales. Entre muchas especies afectadas se encuentra el erizo de mar común y el erizo negro.

El otro factor señalado es la entrada de cada vez más especies invasoras que desplazan por competencia a las especies autóctonas, como el alga exótica Rugulopteryx okamurae, que se ha expandido, desde su detección en 2015 en aguas del Estrecho de Gibraltar, de forma muy agresiva sobre fondos rocosos iluminados del submareal, produciendo graves impactos sobre las comunidades bentónicas preestablecidas.

La invasión del alga Rugulopteryx okamurae está provocando la disminución de las poblaciones de erizo de mar y anémona a niveles muy por debajo del que existía hace cinco años.

Un informe presentado por AGAPA (Agencia de Gestión Agraria y Pesquera) de junio de 2023 concluye que en la provincia de Cádiz no existen poblaciones potenciales para ser explotadas de erizos y anémonas; Málaga empieza a dar valores muy preocupantes sobre el estado de sus poblaciones; Granada está siendo objeto de una explotación intensiva y, es por ello, que las poblaciones de anémonas han descendido en cerca del 65%, dejando el indicador de estado de las poblaciones cerca del Punto de Referencia Biológico; y Almería no sólo sigue sin dar buenos resultados de poblaciones potencialmente explotables, sino que hay indicios de que está siendo explotada en lo que a la anémona se refiere. Algo que se ha desaconsejado desde 1999.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN