Quantcast
El tiempo en: Barbate
17/10/2021

Sin Diazepam

Los hombres que no amaban a las brujas de sus madres

Y es por gente como él por lo que defiendo el derecho, incluso de su madre, a abortar y así evitar que nazca otro igual

Publicado: 25/09/2021 ·
10:26
· Actualizado: 25/09/2021 · 10:52
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Arden las sierras y escupen lava los volcanes.
Autor

Younes Nachett

Younes Nachett es pobre de nacimiento y casi seguro también pobre a la hora de morir. Sin nacionalidad fija y sin firma oficial

Sin Diazepam

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos

VISITAR BLOG
  • Arden las sierras y escupen lava los volcanes. 86.185 muertes con test positivo por coronavirus en lo que llevamos de pandemia

Arden las sierras y escupen lava los volcanes. 86.185  muertes con test positivo por coronavirus en lo que llevamos de pandemia. 3.333.915  en situación de desempleo a comienzos de septiembre. Una media de diez suicidios de media al día en España. Básicamente, uno cada dos horas y media. Más de 1.112 mujeres asesinadas por sus parejas desde 2003. Más de diez mil personas han perdido la vida intentando llegar a este país desde el año 1.998. Arden las sierras y escupen lava los volcanes.

Bruja fue todo su argumento. Cuatro pisos, tres estudios, fincas rústicas y plazas de aparcamiento… para demostrar que en este país la cuna ayuda. Para demostrar que tener estudios no significa tener educación o inteligencia. Se puede ser doctor y ser un burro. Se puede ser juez y tener esa neurona

Y llega una sesión de control en el Congreso de los Diputados. Se debate una propuesta para reformar el Código Penal e incluir como delito ehostigamiento a las puertas de las clínicas y hospitales a mujeres que acuden para abortar.

Un hombre, un varón, un macho, de 55 años de edad, doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia-Real Colegio de España, diplomado en Letras por la Universidad de Toulouse. Catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla y juez en excedencia. Un abogado que ha sido socio de los despachos Baker&McKenzie, norteamericano, y Olswang (británico). Un colega que ha sido Letrado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Un tipo al que se le paga 86.024 euros anuales en bruto. Con dietas de casi dos mil pavos mensuales. Un sujeto que en su declaración de bienes y rentas en 2019 declaraba un sueldo de 162.695 euros como letrado del citado Tribunal de Justicia de una Unión Europea en la que no cree, más 5.268 euros por los trienios y complementos por antigüedad como Catedrático de la Universidad de Sevilla, con 4.481 euros por dividendo por explotación hotelera y de acciones, así como tres pisos, dos estudios, dos locales comerciales, tres plazas de aparcamiento en Madrid, amén de un estudio en Alicante, otro piso en A Coruña y una finca rústica en Huelva, entró en el debate solo para llamar ‘bruja’ a la diputada que defendía la propuesta.

Todo un doctor en Derecho, diplomado en Letras, catedrático, abogado y juez en excedencia y solo se le ocurre llamar ‘bruja’ a una persona que simplemente defendía que se penara a la jauría de extremistas que, sin nada mejor que hacer (ya sea ver la tele o masturbarse, e incluso leer), se dedica a insultar y amedrentar a mujeres que acuden a una clínica a abortar. Mujeres que en muchas ocasiones viven ese momento con vulnerabilidad, con la sensibilidad a flor de piel, ya sea por los siglos de los siglos de sentimiento de culpabilidad inculcado, ya sea porque sus vidas están en riesgo.

Arden las sierras y escupen lava los volcanes. Fuego redentor donde quemar a las brujas. A la hoguera, le faltó decir a ese diputado que se lleva casi 90.000 pavos de los contribuyentes (algunos incluso le votaron). Bruja fue todo su argumento. Cuatro pisos, tres estudios, fincas rústicas y plazas de aparcamiento… para demostrar que en este país la cuna ayuda. Para demostrar que tener estudios no significa tener educación o inteligencia. Se puede ser doctor y ser un burro. Se puede ser juez y tener esa neurona de más para no cagarse en la calle como  los caballos. Se puede ser rico y seguir siendo un pobre desgraciado.

Bruja en mi aquelarre. Ese doctor, trajeado y con corbata, forma parte de un partido al que no se le caen los anillos en defender el franquismo y negar la dictadura. Tiene 55 años y como otros tantos de esa edad que votan la falsa moral que se esconde tras las simples mentiras de los fascistas, se olvida que todas sus madres, todas nuestras madres, todas aquellas mujeres que vivieron bajo ese régimen que defienden y alaban, no se podían ni siquiera divorciar aun cuando sus maridos fueran unos malparidos. Ese diputado, como otros tantos, defiende y ansía regresar a una época en la que sus propias madres debían soportar en silencio que sus esposos las llamasen, entre brutales palizas, brujas y putas. Sin poder divorciarse claro. Menuda forma de amar a tu madre, chato. No digo que fuese su caso, pero sí que era el caso de muchas mujeres por aquellos grises años. Y es precisamente por gente como él por lo que yo amo a las brujas que ofrecían remedios para que algunas mujeres pudiesen abortar. Y es por gente como él por lo que defiendo el derecho, incluso de su madre, a abortar y así evitar que nazca otro igual.

 

COMENTARIOS