Quantcast
El tiempo en: Barbate
Martes 11/05/2021

A curarse en salud

Cierre perimetral, ¿Qué significa?

¿Qué nos ha pasado? ¿Nos hemos deshumanizado y ya no nos asustan las muertes? ¿Nos hemos cansado de respetar lo que nos ayuda a vencer los contagios?

Publicado: 26/04/2021 ·
17:40
· Actualizado: 26/04/2021 · 17:40
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Control policial en Barbate.
Autor

Fernando Arévalo Rosado

Médico. Colaborador en Viva Barbate, Radio Barbate, Portal de Cádiz, SER deportivos, Onda Conil y Canal Sur (Salud al día)

A curarse en salud

Fernando Arévalo Rosado ofrece consejos y actualidad de salud sin jerga médica

VISITAR BLOG
  • Tenemos que cumplir, no pueden citarse a 820 personas para hacerse un cribado y que aparezcan solo 436
  • Sabemos lo que hacemos mal, pero parece que ya no nos importa que en España lleguemos a 80.000 fallecidos por Covid-19
  • La única salida ante tan poca solidaridad y tanta hipocresía es la vacunación

Barbate, desde el pasado día 23 de abril, se encuentra en cierre perimetral hasta que el número de contagios por Covid-19 disminuya. Un cierre perimetral consiste en impedir la entrada y salida de las personas de una zona delimitada. Las excepciones, que tienen que estar debidamente justificadas, son las siguientes:

Los equipos policiales tienen que tomar las medidas que consideren oportunas para garantizar su cumplimiento con controles en carreteras y estaciones de transporte

-Obligaciones profesionales o si debe presentarse ante organismos judiciales, notariales o públicos.

-Asistencia a centros sanitarios.

-Regreso a la primera vivienda.

-Acudir a centros educativos.

-Hacer una prueba o examen.

-Renovación u obtención de algún permiso o documento oficial.

-Cuidar a personas en situación de dependencia o vulnerabilidad.

-Acudir a estaciones de repostaje o entidades de seguros o financieras.

-Necesidad de causa mayor.

Los equipos policiales tienen que tomar las medidas que consideren oportunas para garantizar su cumplimiento con controles en carreteras y estaciones de transporte. Las sanciones por saltarse este cierre por causa injustificada son: leves (entre 100 y 600 euros), graves (entre 601 y 30.000 euros) y muy graves (entre 30.001 y 600.000 euros).

Me llama la atención que hayamos llegado a este punto. Recuerdo cuando comenzó esta pandemia y no había casos en nuestra comarca, vivíamos asustados pensando que el virus llegara, atemorizados por poder contagiarnos, con miedo a que afectara a algún familiar nuestro. Salíamos con temor a la calle, con desconfianza en las relaciones evitando cualquier contacto físico. Por entonces ni había el número de contagios, ni los muertos que hay ahora. Entonces ¿qué nos ha pasado? ¿nos hemos deshumanizado y ya no nos asustan las muertes? ¿nos hemos cansado de respetar lo que nos ayuda a vencer los contagios?

Hemos antepuesto el ocio a la salud y la vida. Hay que exigir a las administraciones que desempeñen con rigor sus funciones, pero no es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia. Tenemos que cumplir, no pueden citarse a 820 personas para hacerse un cribado y que aparezcan solo 436. No podemos ir por la calle con la mascarilla bajada porque comemos, bebemos o fumamos. No podemos sentarnos en mesas que no son nuestra unidad familiar y celebrar reuniones en domicilios. No puedo ser joven y desobedecer por rebeldía, apatía o chulería. No podemos dejar que suba la incidencia. Sabemos lo que hacemos mal, pero parece que ya no nos importa que en España lleguemos a 80.000 fallecidos por Covid-19.

El paracetamol tiene como efectos adversos raros: malestar, fallo hepático grave, hipotensión, hipoglucemia e infección urinaria que pueda causar esterilidad y nos lo tomamos hasta para prevenir los efectos secundarios de la vacunación. 

La única salida ante tan poca solidaridad y tanta hipocresía es la vacunación. Sea la que sea, porque es más fácil que te caiga un rayo o te toque la lotería a que la vacuna te produzca un trombo y aun así seguimos saliendo a la calle con tormenta si nos hace falta. Pues háganme caso la vacuna nos hace falta. ¡VACÚNATE!

COMENTARIOS